Imprimir esta página

Sobre la Liturgia de las Horas

Laudes

Vísperas

  

COMPLETAS

Oración antes del descanso nocturno

   

Las Completas son la última oración del día, que se ha de hacer antes del descanso nocturno, aunque haya pasado ya la media noche. (Principios y Normas Generales de la Liturgia de las Horas, n° 84)
    

Jueves
24 de
Abril de 2014

Tiempo Pascual
Octava de Pascua

   

Ver las Completas correspondientes al día de mañana
Viernes, 25 de Abril de 2014

o las correspondientes a otro día
   
   
   
INVOCACION INICIAL
   
V. Dios mío, ven en mi auxilio.
R. Señor, date prisa en socorrerme. Gloria al Padre, 
    y al Hijo, y al Espíritu Santo. Como era en el principio,
    ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.
    (Aleluya)
   
   
EXAMEN DE CONCIENCIA
   
Hermanos, habiendo llegado al final de esta jornada que Dios nos ha concedido, reconozcamos sinceramente nuestros pecados.
   

Todos examinan en silencio su conciencia. Terminado el examen se añade la siguiente fómula penitencial:

    

Yo confieso ante Dios todopoderoso
y ante vosotros, hermanos,
que he pecado mucho
de pensamiento, palabra, obra y omisión:
por mi culpa, por mi culpa, por mi gran culpa.

Por eso ruego a santa María, siempre Virgen,
a los ángeles, a los santos, y a vosotros hermanos,
que intercedáis por mí ante Dios, nuestro Señor.

   
   
HIMNO
   

En ti, Señor, reposan nuestras vidas
en el descanso santo de la noche;
tú nos preparas para la alborada
y en el Espíritu Santo nos acoges.

En apartadas y lejanas tierras
el sol ha despertado las ciudades;
amigo de los hombres, ve sus penas
y ensancha de tu amor los manantiales.

Vencedor de la muerte y de las sombras,
Hijo eterno de Dios, resucitado,
líbranos del peligro de la noche
al dormirnos confiados en tus brazos. Amén.

  
  
SALMODIA
    
Ant. Aleluya, aleluya, aleluya.
   
Salmo 15
CRISTO Y SUS MIEMBROS ESPERAN LA RESURRECCIÓN
   

Dios resucitó a Jesús, rompiendo las ataduras de la muerte. (Hch 2, 24)

   
Protégeme, Dios mío, que me refugio en ti;
yo digo al Señor: "Tú eres mi bien."
Los dioses y señores de la tierra
no me satisfacen.

Multiplican las estatuas
de dioses extraños;
no derramaré sus libaciones con mis manos,
ni tomaré sus nombres en mis labios.

El Señor es mi heredad y mi copa;
mi suerte está en tu mano:
me ha tocado un lote hermoso,
me encanta mi heredad.

Bendeciré al Señor, que me aconseja,
hasta de noche me instruye internamente.
Tengo siempre presente al Señor,
con él a mi derecha no vacilaré.

Por eso se le alegra el corazón,
se gozan mis entrañas,
y mi carne descansa serena.
Porque no me entregarás a la muerte,
ni dejarás a tu fiel conocer la corrupción.

Me enseñarás el sendero de la vida,
me saciarás de gozo en tu presencia,
de alegría perpetua a tu derecha.

Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.
Como era en el principio, ahora y siempre,
por los siglos de los siglos. Amén.
    
Ant. Aleluya, aleluya, aleluya.
   
   
LECTURA BREVE

1Ts 5, 23

    
Que el mismo Dios de la paz os consagre totalmente y que todo vuestro ser, alma y cuerpo, sea custodiado sin reproche hasta la Parusía de nuestro Señor Jesucristo.
  
   
RESPONSORIO BREVE
  
V. En tus manos, Señor, encomiendo mi espíritu.
    (T. P. Aleluya, aleluya.)
R. En tus manos, Señor, encomiendo mi espíritu.
    (T. P. Aleluya, aleluya.)
    
V. Tú, el Dios leal, nos librarás.
R. (Fuera del T. P.) Te encomiendo mi espíritu.
    (T. P.) Aleluya, aleluya.
   
V. Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.
R. En tus manos, Señor, encomiendo mi espíritu.
    (T. P. Aleluya, aleluya.)
   
   
CANTICO EVANGELICO
   
Ant. Sálvanos, Señor, despiertos, protégenos mientras dormimos, para que velemos con Cristo y descansemos en paz. (T. P. Aleluya.)
   
  
Cántico de Simeón

Lc. 2, 29-32

CRISTO, LUZ DE LAS NACIONES Y GLORIA DE ISRAEL
  
Ahora, Señor, según tu promesa,
puedes dejar a tu siervo irse en paz,
  
porque mis ojos han visto a tu Salvador,
a quien has presentado ante todos los pueblos:
  
luz para alumbrar a las naciones
y gloria de tu pueblo Israel.

   
Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo. 
Como era en el principio, ahora y siempre,
por los siglos de los siglos. Amén.
  
Ant. Sálvanos, Señor, despiertos, protégenos mientras dormimos, para que velemos con Cristo y descansemos en paz. (T. P. Aleluya.)
  
  
ORACION
    

Señor, Dios nuestro, concédenos un descanso tranquilo que restaure nuestras fuerzas, desgastadas ahora por el trabajo del día; así, fortalecidos con tu ayuda, te serviremos siempre con todo nuestro cuerpo y nuestro espíritu. Por Cristo nuestro Señor.

  
  
CONCLUSION
 
Bendición
  
V. El Señor todopoderoso nos conceda una noche tranquila
    y una santa muerte.
R. Amén.
   
   
Antífona final de la Santísima Virgen
   

Reina del Cielo, alégrate, aleluya,
porque Cristo,
a quien llevaste en tu seno, aleluya,
ha resucitado, según su palabra, aleluya.
Ruega al Señor por nosotros, aleluya.

  
Notas de www.cenaculum.org:
  • Cuando la liturgia propone diferentes formularios la elección la realiza el administrador.
        
  • Este sitio sigue el calendario litúrgico propio de Argentina.
       
  • Todos los textos litúrgicos han sido tomados de la Liturgia de las Horas para los Fieles, versión litúrgica oficial, aprobado por las Conferencias Episcopales de Argentina, Colombia y México.